¿Por qué portear?

Existen numerosas razones de distinto tipo por los que portear. En el caso de tener que cuestionar algo, yo plantearía más bien ¿Por qué no portear? o ¿ Cómo resistirse a portear?

Los beneficios del porteo están sobradamente demostrados y avalados por estudios médicos y la experiencia de pediatras, mamás, papás, hermanos mayores y bebés.

El uso de portabebés ergnómicos te asegura que la postura de tu bebé será la fisiológicamente correcta y, sobre todo, que los dos recibiréis grandes cantidades de amor y compartiréis todo vuestro alrededor.

Beneficios para el bebé:

·         Calma su llanto
·         Calma los cólicos
·         Siente seguridad y amor
·         Refuerza su autoestima
·         Se alimenta cuando lo necesita
·         Contempla su entorno y comprende un ruido desconocido…
·         Estimula sus sentidos y sus relaciones con los demás de forma natural
·   Participa en tus conversaciones y aprende rápidamente tu lenguaje y expresividad

Beneficios para ti:

  •          No lo oirás llorar
  •          No te pierdes ni un segundo de tu bebé, luego crecerá sin marcha atrás
  •          Puedes moverte de forma ágil mientras te acompaña
  •          Puedes atender otras tareas o trabajos mientras lo llevas
  •       Adiós a las barreras arquitectónicas, los espacios reducidos y los monta y desmonta carro
  •          Te ayuda a atender a un hermano mayor o gemelo

Estos son los motivos que os doy como mamá canguro durante cuatro años, pero en el  apartado de Artículos, podréis comprobar que portear a tu bebé influye positivamente en un sin fin de aspectos tanto para el bebé como para la mamá (y, por ende, para el papá y el resto de familia) y que todo ello está avalado por estudios médicos o estadísticos.

Mitos y prejuicios sobre el porteo

·     Te vas a destrozar la espalda

Los portabebés, como el carro, tienen un periodo de uso en la vida de tu bebé. No vemos por la calle niños de nueve años en el carro ni en brazos y no hay niño de dos años que llegue a una tienda de juguetes o a un parque y que no quiera bajar del carro. Pues eso mismo ocurre con los portabebés, cuando tu bebé pasa más tiempo pegado a ti todavía pesa poco y conforme se hace mayor y aumenta su peso, también lo hace su autonomía. De los cuatro a los seis meses ya les suele gustar estar en el suelo intentando reptar y sobre los seis u ocho meses se atreven con el gateo. Antes de que llegue el año, querrán estar más tiempo en el suelo que otra cosa y, a partir de ahí, empieza la cuenta atrás…

También hay que apuntar que los portabebés reparten el peso del bebé por toda tu espalda y hombros a diferencia de lo que ocurre cuando coges a tu niño en brazos y, ¿cómo te vas a resistir si te dice que no quiere carro y que quiere con papá o con mamá???

·      Lo vas a deformar

Los portabebés ergonómicos son los únicos que respetan la postura fisiológica de tu bebé exactamente igual que cuando está en el útero. De hecho, es recomendado en casos de displasia de cadera.

·      Se acostumbrará a los brazos y ya no andará nunca

En primer lugar, los niños no se acostumbran a los brazos si no que los necesitan, pero, siguiendo ese razonamiento, ocurrirá lo mismo con el carro, ¿no?

·      Sácalo de ahí y déjalo en el suelo

Ante esta frase nunca sé lo que decir, porque mi pregunta es: ¿ por qué nunca se lo dicen a los papás que llevan a su niño en el carro???


Una vez más, a parte de todo esto, el porteo es el placer de compartir experiencias  en una etapa de vuestras vidas que pasará y no volverá.


Os adjunto unos enlaces que os aportarán gran cantidad de información sobre el porteo que espero os sean de ayuda.




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...