Eco-cesta para recoger los huevos de Pascua


Cada año, por estas fechas nos gusta preparar nuestra eco-cesta para recoger los huevos de Pascua.  Los peques lo pasan bomba mientras la hacen y durante la búsqueda, además, aprenden a reciclar.





Utilizamos las botellas de agua vacías y las recortamos según el tamaño deseado.

Unas veces hemos hecho un dibujo con cartulinas y otras veces las hemos forrado con goma eva. 

Aunque esta foto que he conseguido rescatar tiene una calidad muy mala, el resultado de las cestas fue espectacular!! Utilizamos ojos móviles y limpiapipas para los bigotes del conejo. Luego las rellenamos de chocos y lo pasamos bomba.






Aquí encontré otra foto con mejor calidad pero sin niño que la coja lleno de ilusión.




El tema del asa también es cuestión de adaptar lo que tengamos en casa, podéis utilizar una cuerda, un cordón hecho en casa, una tira de goma eva… se puede unir con unos encuadernadores, pegar con silicona o coser…

Aquí podéis ver que hemos utilizado unas agujas gruesas de plástico. Se pueden conseguir en algunas mercerías o tiendas de material educativo y son muy útiles para desarrollar la psicomotricidad fina.







En realidad, podéis dejar volar vuestra imaginación a la hora de decorarlas… En este caso, nosotros también la hicimos en Halloween para recoger los caramelos.







Cuando las tienen terminadas van la mar de satisfechos a buscar los huevos y lo pasan fenomenal!!

Además, se dan cuenta de que podemos reutilizar y reciclar cosas que pensábamos que no servían, para algo que les resulta muy útil y divertido.


En otro momento, os enseñaré otras formas en las que reciclamos estos envases.

Eclipse Solar para niños y no tan niños

Tenemos muchísimas ganas de ver el eclipse de sol de mañana. Esperemos que este clima nos permita disfrutar la ocasión aunque sea un ratito.

Ya estamos listos y preparados para ello!! ¿Cómo?

Hemos visto algunos videos para niños como éste dónde explican, de forma sencilla, todo el fenómeno.

Nos informamos  a cerca de qué materiales podemos utilizar para la observación y ¡¡OJO¡!! NO se recomienda el uso de radiografías, únicamente es seguro mediante gafas o filtros especiales, caretas de soldaduras o un par de cartulinas.

Éste ha sido el método que hemos escogido, ya que, además de económico, puedes reutilizar las cartulinas en otra actividad y pueden observar el reflejo del eclipse, me pareció un método muy interesante.



Además, tras nuestra visita al MUNCYT, nos enteramos de que mañana organizan una actividad en torno al eclipse!! Estamos impacientes!! En el aparcamiento montarán telescopios con filtros y un astrónomo dará las explicaciones. Además, luego pasarán una breve película en el Nanoplanetario!!

Este año es estupendo para trabajar estos fenómenos ya que tras el eclipse solar del 20 de marzo, nos esperan dos eclipses lunares totales el 4 de abril y el 28 de septiembre. Una ocasión única para disfrutar y observarlos al completo.

Lo dicho, estamos deseando que llegue el eclipse y que las nubes nos den una tregua para disfrutar un poquito de él.  


Mientras tanto, practicaremos eclipses en casa con una linterna, una bolita de papel albal y nuestro Huevo Tierra.


Equinoccio de Primavera: Pascua u Ostara

La llegada de la primavera es inminente y, para recibirla, hemos decorado nuestras puertas, paredes y ventanas. Ha sido estupendo porque todos han participado con gran entusiasmo. ¿Será que ya sienten el aumento de energía?



En el equinoccio de Primavera, entre el 20 y el 21 de marzo, el día y la noche tienen la misma duración. A partir de entonces, los días continúan alargando su tiempo de luz y aumenta la temperatura. En nuestros exteriores brotarán las flores, los colores y el canto de los pájaros.



Estos cambios que perciben nuestros sentidos afectarán al funcionamiento de nuestro cuerpo, dicen que “La primavera, la sangre altera”. Afecta a todos los seres vivos y se hace visible. Nos ofrece la posibilidad de salir al exterior y trabajar los cinco sentidos:

  • aprenden a escuchar el canto de los pájaros, el sonido del viento
  • ver los nuevos colores, los recientes brotes
  • oler las diferentes y abundantes fragancias y diferenciarlas
  • probar el néctar de algunas flores
  • tocar TODO


Es una oportunidad para ideal para mostrar a los peques el ciclo de la vida. Nosotros hemos vuelto a recurrir a las tradiciones ancestrales para explicarles estos cambios. La celebración del equinoccio de Primavera, Pascua u Ostara, festeja el comienzo de un nuevo ciclo de la naturaleza en el que reina la luz, el renacer,  la vida, la fertilidad de los animales y de los campos y la prosperidad. Por este motivo, ya desde la época de los egipcios, se conoce la costumbre de regalar huevos en Pascua. El huevo simboliza el origen de la vida, la fertilidad y el alimento.

Hemos acompañado nuestras paredes con huevos de cartulina y también hemos pintado algunos huevos cocidos.





Además, se nos ha ocurrido representar La Tierra con un huevo como símbolo de Madre Tierra, de origen de nuestra vida y proveedora de alimento. 


El Día del Padre. Regálale algo especial


Otro año más el Día del Padre! Te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo cuando vemos fotos o cuando parece que hace dos días que celebramos por última vez el Día de San José.

Por eso, lo que más nos gusta regalar es pasar tiempo haciendo alguna actividad juntos y algún detalle hecho con nuestras manos.

Además, este año afortunadamente es fiesta laboral. Debería serlo siempre. El nuestro casi siempre trabaja desde casa, pero muchos padres pasan demasiado tiempo fuera para posibilitar que las mamis estemos cuidando de los pequeños. Así que, en esta ocasión, podemos pasar todo el día disfrutando. Seguro que es un regalo que no olvidará.


Os planteo unas cuantas ideas para pasarlo en grande sin necesidad de gastar dinero.

  • Hacer pompas de jabón. Solamente necesitas un recipiente suficientemente grande, jabón, azúcar, agua, vuestras manos y el permiso de mamá ;D. Lo podéis hacer en la terraza, el patio, en el parque cercano a casa o incluso en la bañera. Es increíble lo bien que lo podéis pasar con algo tan sencillo.



  • Hacer galletas, un bizcocho, pan casero o palomitas de maíz de sartén ( que es más divertido). Este año alguna marca comercial utilizó muy acertadamente esta actividad como recurso para tocar la fibra de los consumidores y es que realmente provoca unos ratos mágicos compartidos. Podéis pasarlo bien mientras las hacéis y mientras las coméis, por ejemplo viendo una peli familiar… podéis encontrar nuestras recetas de galletas y pan casero en los enlaces.




  • Compartir una actividad que le interese a papá o que le recuerde algo especial en su vida. Arreglar una bici de cuando era pequeño, construir juntos un juguete como una peonza, pilotar  un teledirigido…

Volando boomerangs de papiroflexia que construyeron con cartulina 

Arreglando una Motoreta que nos regalaron exactamente igual que una que tuvo él a las 11 de la noche...

  • Preparar un aperitivo o su comida favorita en un lugar que le encante.



También podéis hacerles algún regalo con vuestras propias manos con un coste realmente pequeño pero con mucha importancia para él.


Nosotros cada año preparamos algún regalo personal. Increíblemente no he encontrado fotos de algunos de ellos, pero os dejo estas fotos de dos de las cosillas que hemos hecho.


Parasol personalizado para el coche



Detalle de una camiseta que pintamos hace cuatro años


A los papis les hace muchísima ilusión cuando les sorprendes con algo personal e inesperado y para los peques es toda una experiencia… preparativos, nervios, ganas de entregarlo… y mucho amor puesto en ello.

Que disfrutéis mucho en vuestro día todos juntos!!! Esperamos sentir vuestras risas y vuestros abrazos!

#Hoyleemos: Un detective en el museo

Para el #CarnavalBloguero  #Hoyleemos de esta semana no he podido evitar hablar de nuestra experiencia con “Un detective en el museo”. Ha sido una semana completa e intensa de #Hoyleemos, #Hoybuscamos y #Hoypintamos… creo que casi cualquier cosa relacionada podría sumarse. Casi no nos ha dejado interés por las comidas, las horas de juego…



“Un detective en el museo” es una edición de BLUME en colaboración con la National Gallery de Londres. No tiene demasiado texto que leer, sin embargo, desarrolla en los peques y en los no tan peques la lectura de las líneas de sus ilustraciones.

En “Un detective en el museo”, el vigilante del museo ha recibido una nota de la policía informando de la existencia de cuatro bandas de falsificadores que han colado 30 cuadros falsos en la galería. Cada uno de los grupos firma el cuadro con el símbolo que lo identifica pero, además,  cada falsificador realiza un número de cambios en la obra con respecto al original.

En el interior de este tesoro, encontraremos las obras expuestas en el museo, el catálogo con los cuadros originales y una lupa. El objetivo es localizar las obras originales, las falsificadas e identificar cuál es su autor.

Me ha encantado la experiencia porque despierta en los niños el interés por estos cuadros y provoca una relación de interés hacia el arte clásico.

Tanto ha sido que hemos aprovechado para montar nuestra propia galería de arte en la nueva casa.


Témperas del peque y cerámica de la tía


Y nuestro propio taller, con gato incluido, como los verdaderos artistas ;D






Aquí os dejo una de las creaciones ¿ Podéis encontrar las diferencias entre el original y la falsificación?


Nuestra caja de husos Montessori


Hace un tiempo que comenzamos con este proyecto y, finalmente, lo hemos terminado.


La caja de husos Montessori es un material sencillo de utilizar sobre los tres años de edad. El objetivo es que el niño relacione la cantidad con el número escrito y el concepto del número cero.

En casa, casi todas las actividades se convierten en algo bastante práctico, plástico y vivencial. Tenía ganas de ofrecerles este material, pero se quedaba muy corto para el mayor, así que se me ocurrió hacer la caja con ellos. Todo un éxito!

Hemos tardado mucho más tiempo que si la hubiera comprado o la hubiera hecho yo sola, pero la experiencia ha sido muy completa.

Cogimos una madera de contrachapado que teníamos por casa, yo dibujé la base y los laterales con la ayuda de M. Después, todos quisimos serrar un poco… esta parte les encantó.




Después, como cansa mucho, prefirieron lijar cada lado para mejorar el acabado.




Cuando tuvimos todas las partes cortadas y lijadas, el material nos ofreció la posibilidad de comprender por qué el perímetro es la suma de todos los lados y por qué el área del cuadrado ( o rectángulo) es lado x lado, vimos que si repites X veces un lateral sobre la superficie de la base, obtienes la fórmula del área X x N (multiplicación).





Tocaba terminar la caja...




Una vez tuvimos nuestra caja clavada y encolada, había que hacer las separaciones, cinco, así que M. midió con la regla y cogió tantas fichas de parchís como centímetros había contado (25 cm) y las repartió entre cinco playmobil. Para ayudarnos con la suma, utilizamos el tablero de sumas que conocimos gracias  Klara de Creciendo con Montessori. Claramente comprobó que tocaban a cinco fichas por cada uno ( división). Las mates así no pueden ser aburridas!!




Para hacer las separaciones utilizamos cartón reciclado de una caja de leche y lo pegamos con cola blanca.

Entonces fue cuando A. pudo disfrutarlo de otra forma.

El niño dispone de una cesta con 45 palos o husos. Ha de coger con la mano derecha un huso, sentir el tamaño que ocupa en su mano y asociarlo al gráfico 1. Conforme aumenta la cantidad, aumenta también el tamaño que ocupan en su mano, el grosor. Cuando hay más de un huso se enrollan con una goma elástica para hacer un paquete y que se pueda apreciar mejor el espacio que ocupan tanto visualmente como al tacto. Él, como personita metódica que es, quiso rodear también el palito de la casilla del "1".


Es muy interesante también cómo se dan cuenta de que el 0 es “nada”. 





Ellos mismos pueden comprobar que todo está correcto si, al final, la cesta queda vacía. 


A. disfrutó mucho con esta actividad y luego quiso volver a pasar por cada uno de los compartimentos tocando de nuevo cada paquete mientras repetía la cantidad de palitos en casa uno y sentía su grosor. Imagino que necesitaba reafirmar aquello que había hecho.

Para los números hemos utilizado unos de madera fina de color natural que compramos en un bazar y los pegamos con cola blanca. Como quedan en relieve, también sirven para repasar con el dedo como los números de lija de Montessori.

Me ha encantado este proyecto porque le hemos dado un enfoque para trabajar con varias edades a la vez y le hemos sacado mucho partido.


Aquí podéis ver otros enlaces donde explican con detalle el uso de este material. 

http://montessorihoy.blogspot.com.es/2009/01/la-caja-de-los-husos.html

http://www.creciendoconmontessori.com/2013/02/caja-de-husos-montessori.html














LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...