Otro granito de arena

Foto RRM
En esta entrada repito la foto de la entrada anterior, aunque esta vez en formato original, porque es el motivo por el que escribo hoy.

Hace más o menos un año, mi gran amiga Nuria y yo nos decidimos a participar en el Concurso Fotográfico de Lactancia Materna Marina Alta. Estuvimos algunas semanas pensando sobre diferentes escenarios y la ilusión que nos provocaba el hecho de participar ocupaba nuestras mentes con imágenes sobre el tema.

Para hacer las fotos pedimos ayuda a Raquel, amiga de Nuria y con experiencia con niños. Una mañana soleada quedamos todos para la sesión de fotos con muchas ideas e ilusión. Pero, la verdad sea dicha, teniendo en cuenta que llevábamos dos niños, dos bebes y un embarazo, el día fue agotador y por la tarde no estábamos tan seguras como por la mañana del éxito de nuestras fotos.

Sin embargo, tras unos días, Raquel nos pasó las instantáneas tomadas y pudimos disfrutar, gracias a su profesionalidad, la hermosura de esos momentos que taaantas veces pasan desapercibidos.

Finalmente no ganamos ningún premio en el concurso, pero sí ganamos la oportunidad de hacernos las fotos y poder detener y conservar esos momentos.

Y el otro premio ha llegado hoy por e-mail…

Desde el Grup Nodrissa, grupo de apoyo a la lactancia materna que organiza el concurso, se han puesto en contacto conmigo para pedirme información sobre cómo compagino o he compaginado en el pasado la lactancia con el trabajo ya que van a  realizar una exposición sobre lactancia y trabajo en institutos.


Me ha hecho muchíiiisima ilusión que contaran con mi foto y considero esta oportunidad un granito de arena de mi proyecto sobre el apoyo y la divulgación de la lactancia y crianza respetuosa. Y, con ello, espero contribuir a que las futuras generaciones de padres y madres tengan abierta una ventana más en sus mentes para criar a sus hijos con sus corazones. 

Y allá vamos!!

Ha pasado ya algún año desde que me planteé comenzar con un blog pero nunca encontraba el momento. Llevo un par de meses desde que finalmente me decidí y me lancé con este, pero no llega el momento de hacerlo público, siempre hay algo que añadir, un botón que no sé cómo poner, cómo añadir esto, cómo modificar lo otro, buscar una solución por la red para esto o para lo de más allá y horas y horas para ir aprendiendo poco a poco algo que desconozco bastante.

Pero me he dado cuenta de que esto forma parte del proceso y he decidido lanzarme a compartir mi blog y mis experiencias. No soy experta en estas tecnologías e intento dedicarle un tiempo todas las noches, pero sí que soy experta en lo que considero más importante: su contenido.

Mi familia y las horas que paso con ellos me han hecho experta, experta en cariño, experta en escuchar, experta en mirar, experta en observar, experta en sonreír, experta en solucionar…

Y, en ocasiones, es más difícil ser experto en estas materias que en nuevas tecnologías, por eso he decidido lanzar mi proyecto a la palestra e ir creciendo con él en todas las habilidades que sean necesarias … que al fin y al cabo esa ha sido la filosofía de mis días y con la que surgió Trosset i Caramel.


Espero que disfrutemos junt@s el camino. 
Foto RRM Fotografía

Nos unimos a la #RevoluciónBlanca !!!

No sabemos mucho de blogs, pero sí de teta y, como precisamente una de las razones de ser de este blog es aportar nuestro granito de arena en esto de la crianza respetuosa ( lactancia, porteo, colecho, … y todo lo que sea disfrutar de tu familia lo máximo posible sin meterse con nadie), llegamos justo en el momento oportuno para apoyar a la #RevoluciónBlanca.

Hace unos días, Noemí Nervada, de Mimos y Teta,  publicó en Facebook una foto en la que un grupo de madres se reunía para amamantar a sus hijos y, por ello, su perfil fue bloqueado durante 24 horas. Os dejo el artículo de prensa en el podéis leer todos los detalles. 

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20140201/abci-gema-lendoiro-madre-201401301634.html

Así que nosotros  también nos unimos a la #RevoluciónBlanca!!

Marcos, Álex y Martina sólo toman una medicina: Un poco de teti, mamá. A cualquier hora y en cualquier lugar porque:
  • ·         no cuesta dinero
  • ·         no tiene contraindicaciones
  • ·         no necesita receta
  • ·         no hay que mantenerlo fuera del alcance de los niños




Cuando tengo sed y no hay agua a mano, Un poco de teti, mamá.
Cuando me caigo y necesito consuelo, Un poco de teti, mamá.
Cuando me acabo de despertar, Un poco de teti, mamá.
Y, cuando quiero un mimo sin más, Un poco de teti, mamá.

Porque muchos más padres se animen a disfrutar junto a sus niños de los beneficios de la lactancia y del placer de amamantar.









¿ Y cómo se llega hasta aquí?

Hace tiempo pensé en la idea de un blog, de una tienda, de transmitir mi experiencia porteando a otros papas y poder ayudarlos, pero en mi ciudad no había cabida en esa época para este tema y fueron sólo unos pocos papas los que me pidieron consejo y asesoramiento  hasta hoy. Últimamente, voy encontrando cierto interés en la calle y, por ello, me he animado a aportar mi granito de arena y, así, ayudar a aquellos que deseen disfrutar de este camino.

Mi historia con el porteo y la crianza respetuosa vinieron de la mano de Marcos hace ya casi seis años. Al poco tiempo de que naciera me interesé por unas mochilas que vi en una famosa tienda de puericultura, compré primero una “colgona” muy extravagante,  podías llevar al bebé tumbado y cambiarlo a la posición horizontal unos meses más tarde… era complicadísimo, pero ya te hablaba de la espalda del bebé… En unas semanas  volví para comprar mi primera bandolera, aunque en este caso no era de anillas, sino la comercial, que es bastante menos práctica… La verdad es que, a pesar de los inconvenientes, la disfrutamos un montón y abrió la puerta para todo un desfile de portabebés ergonómicos.

Por aquel entonces, en las tiendas era imposible encontrar productos o asesoramiento sobre porteo natural, por eso mi gran aliado fue internet, pasé horas buscando, leyendo, comparando información y, al final, di con una página que ha sido una fuente de información y de aliento para mi desde entonces:  www.crianzanatural.com  

Mientras tanto, en casa habíamos ido avanzando  hacia este camino sin saberlo de la mano de Marcos. Cuando nació tenía claro que quería darle pecho, pero no me había planteado durante cuánto tiempo, supongo que me dejaría llevar por la inercia, la inercia de los pediatras, de la familia, de los vecinos… Pusimos junto a nuestra cama la mini cuna, tampoco nos planteamos cuanto tiempo pasaría hasta llevarlo a su habitación, que ya habíamos pintado y decorado… Pero ocurrió que Marcos se despertaba por la noche y quería pecho y, como yo no puedo saber cuándo otra persona tiene hambre ( y menos si no habla) decidí darle y me di cuenta de que si lo metía en mi cama para no pasar frío nos quedábamos dormidos y descansábamos todos y de que si lo ponía en el portabebé podía limpiar la casa…

Cuando comenzamos con la comida fue igual, Marcos rechazaba los purés y la hora de la comida era un suplicio, pero tenía curiosidad por lo que había en la mesa, así que después de dos días de pelearnos con él y sufrir, decidimos que queríamos que nuestro hijo disfrutara de la comida toda su vida en lugar de cogerle asco y que comiera cuando y cuanto quisiera.

Antes de nacer Álex, tres años y medio más tarde, la gente ya nos llenaba la cabeza con historias acerca de sacarlo de nuestra habitación, de los celos, del cole Y UN GRAN ETCÉTERA. Todo se solucionó NO HACIENDO NADA, siguió en nuestra habitación, tomando teta, comiendo nuestra comida, … Y entonces fue cuando llegó el colmo de los colmos para nuestro entorno, MARCOS NO QUERÍA SEGUIR YENDO AL COLE!!! Aunque tenía las mismas ganas de explorar, investigar, cuestionar, descubrir, escuchar, atender, probar, … como había tenido siempre y a lo que sus padres siempre habíamos dedicado tiempo con el interés y la implicación que él nos devolvía.

Cuando nació Martina, ya casi nadie nos dijo nada, ya nos han dejado por perdidos y eso nos ayuda un montón a poder seguir el camino en el que creemos, el del respeto hacia la vida y las necesidades de los demás, aunque se trate de nuestros hijos.
Por cierto, los tres siguen tomando teta, siendo porteados, durmiendo en nuestra habitación y creciendo  y descubriendo desde casa, … 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...